Expertos del Instituto Nacional del Cáncer estadounidense proponen eliminar la palabra “cáncer” de determinados diagnósticos con el fin de evitar el miedo.

Estándar

Con esta noticia de El País, que puedes leer íntegra aquí, desayuné hace unos días.

El Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos, recomienda redefinir la palabra “cáncer” como respuesta al incremento de sobrediagnósticos y sobretratamiento de los pacientes en el país. 

Las palabras “sobrediagnóstico” y “sobretratamiento” yo las leo subrayadas, aunque no lo estén en el texto original. No podría estar más de acuerdo en ese aspecto: sobrediagnóstico y sobretratamiento. El texto incide en el caso del carcinoma ductal de mama “un diagnóstico, que muchos doctores aceptan que no es cáncer”. Claro, que bendita la gracia le tiene que hacer a la mujer que, confiando en la oncología alopática, le hayan diagnosticado un carcinoma ductal de mama y se haya sometido a operación, quimioterapia y demás torturas para vencer un cáncer que ahora dicen que no es tal.

Yo por mi parte no me quito el run run de la cabeza de que el cáncer no es como nos lo han pintado. Quizá es que no quiera creer, sin más, en la asociación actual de cáncer y muerte, o de cáncer y sufrimiento, o de cáncer y enfermedad incurable que permanece en la sociedad presente porque me derrumbaría por completo… o quizá no quiera creerla poque una gran parte de mi me dice que no es cierta. Y cuanto más leo y estudio, más me convenzo de esto.

Otro aspecto que me resuena del artículo es el componente emocional, del que afortunadamente se hacen eco desde el Instituto Nacional del Cáncer: “Existe una gran diferencia entre la mentalidad de ahora y la de hace 20 años en la reacción que una persona tiene cuando se le detecta una célula cancerígena y el miedo a morir” dice Harold Varmus, ganador del Premio Nobel de Fisiología y Medicina en 1989.

Que esta entidad cobre conciencia del importantísimo papel que juega el miedo me parece un gran avance. ¿Acabarán por aceptar la N.M?

 

Anuncios

»

  1. Hola desde Almería. Me llamo Lola y sigo tu blog por e-mail desde hace poco . He leído varias de tus entradas que me parecen muy interesantes. Tengo cincuenta y cinco años y mi actitud hacia los diagnósticos es bastante parecida a la tuya. Me rebelo ante la simplificación y mecanización del estado de salud y enfermedad de las personas y por eso he procurado informarme por mi cuenta lo máximo posible.
    De todos los que he leído me han parecido más expertos, serios y extraordinariamente útiles dos especialistas: Herbert M. Shelton y Lawrence LeShan. Es posible que los conozcas también pero como no he visto en tu blog ninguna referencia a ellos pues te digo mas o menos lo esencial sobre sus experiencias.
    Herbert M. Shelton era médico higienista y ha tratado enfermos diagnosticados de cáncer que se han curado con dietas de alimentos crudos y ayunos, más o menos como la Gerson. En sus libros Shelton repíte con insistencia , desde los años cuarenta, que la mayoría de diagnósticos de cáncer no lo son. En su experiencia con enfermos de cáncer terminal señalaba que el verdadero cáncer no es tan frecuente y que este no tienen cura, pero…
    Hay libros traducidos al español de Lawrence LeShan, un psicólogo de New York, que tratan a fondo la relación entre el estado emocional del paciente y el desarrollo del cáncer. Hasta hace poco ha dado talleres y seminarios sobre el tema ya que su trabajo, durante más de cuarenta años, ha consistido en apoyar a enfermos terminales de cáncer (en un hospital público) y él ha publicado que muchos se han curado cuando se han enfrentado a sus problemas personales y han dado a sus vidas un giro importante centrándose en hacer lo que les satisface profundamente
    .http://www.cancerasaturningpoint.org/index.html este es su blog.
    mis mejores deseos para ti y tu madre

    • Lola, muchísimas gracias por tu comentario y tus palabras. Y gracias también por tus recomendaciones. El trabajo de LeShan me parece encomiable, le mencioné en el post de “Emociones y cáncer I”.( https://cancerunarevolucion.wordpress.com/2013/04/15/las-emociones-y-el-cancer-i/) aunque no le he dedicado el espacio que se merece.
      He leído trabajos suyos, pero no conocía su web y te agradezco mucho el aporte.
      Gracias también por recomendarme a H. M. Shelton, leí algunas cosas sobre él cuando recabé información acerca de la fiebre, sin embargo no le puse mucha más atención. ¡Investigaré!
      Gracias de nuevo. Me alegra que estés por aquí.
      Un abrazo,
      A.

  2. Pingback: “Necesitamos una definición del siglo XXI” | Red de Kalanchoes Medicinales

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s